Confederación de Cooperativas del Caribe, Centro y Suramérica

Confederación de Cooperativas del Caribe, Centro y Suramérica

29 enero, 2016

2016: EL COOPERATIVISMO ES OPCIÓN PARA EL DESARROLLO Y FUTURO DE NUESTROS PUEBLOS

FÉLIX J. CRISTIÁ M.

DIRECTOR EJECUTIVO CCC-CA

 

Iniciamos el 2016 con un ánimo positivo con el convencimiento que, en la actual coyuntura de crisis continua, el cooperativismo ha cumplido su papel y ha salido fortalecido por su entereza moral y porque ha ofrecido claras opciones de desarrollo y empleo digno. Ha demostrado que es un modelo de paz, democracia económica y justicia social, capaz de hacer frente a la incertidumbre con visión de futuro, haciendo uso de herramientas como la prospectiva y afrontando los dilemas estratégicos desde lo local.

COYUNTURA DIFÍCIL

Las condiciones mundiales no son muy halagüeñas. La crisis que comenzó en 2007 se pensó que tendría su fin alrededor del 2014. Sin embargo, los presagios apuntan a por lo menos un lustro más.

La presión migratoria tanto en Europa como en América Central, combinado con las nuevas políticas restrictivas tanto en estados Unidos como en la Unión Europea lleva a un cambio de prioridades de la cooperación, con la necesidad de asumirlas.

Por otro, tenemos en Latino-américa una  cantidad mayor de personas de clase media, con un alto nivel de educación formal, con sus propias expectativas, necesidades y concepciones ideológicas, lo que tiene efecto directo en el medio político y social.

El individualismo que surge de la teoría y la práctica del neoliberalismo, apuntalados por los nuevos avances tecnológicos, no propicia la solidaridad y la colaboración entre los seres humanos.

Los retos como la protección del ambiente, la producción de alimentos, el acceso al agua, el combate a la corrupción y la redistribución del poder político aparecen como nuevos retos para las sociedades y comunidades.

La realidad impone la obligación de no descuidar las cooperativas, porque en este devenir tendrán que asumir la defensa de sus miembros en esos temas álgidos, pero también enfrentar el ataque de empresas lucrativas que luchan por su supervivencia y pretenderán invadir las áreas y servicios que hasta ahora eran reservas locales de las cooperativas.

UNA NUEVA ESCUELA

De ahí la urgencia de un nuevo cooperativismo que levante sin ambages las banderas de sus principios y valores, que plantee sin vergüenza su real naturaleza ideológico-filosófica y propicie la inclusión, la responsabilidad social y políticas de cohesión en los niveles comunitarios y de base.

En una visión de prospectiva de futuro (dónde queremos  que estén nuestras empresas e instituciones dentro de 5, 10 ó 20 años), debemos reconocer que queda un largo camino por recorrer y reparar ya que muchas cooperativas  en   momentos de   bonanza  priorizaron en su dimensión económica en detrimento de su compromiso social. Incluso se plantearon sus legítimas aspiraciones e iniciativas empresariales como “favores” del Estado o al Estado.

No podemos seguir aplicando las recetas del pasado en un mundo que ha cambiado, algunos sin darse cuenta.

La promoción e implantación de un nuevo modelo de gestión organizacional cooperativa, como el que ha construido la CCC-CA como Modelcoop, es no sólo un desafío sino un compromiso urgente, que interiorice qué son y para qué son las cooperativas, su organización interna, sus lazos externos y su prioridad con la solidaridad y la integración.

Comprendiendo de la forma más adecuada la dualidad cooperativa de asociación (personas) y de empresa (negocios), se propiciará al cooperativismo como taller de solidaridad y como instrumento de desarrollo local (y rural en el caso de las comunidades del campo),  lo que permite tomar decisiones acertadas con real impacto en sus comunidades.

ESPÍRITU COOPERATIVISTA

Hay que decidir vivir en el espíritu cooperativista que exige, de cada una de las personas que luchamos por el nuevo modelo, por un futuro de desarrollo, calidad de vida y buen vivir, la ruptura con la vieja escuela que provocó desaciertos y frustraciones.

Así, una nueva escuela cooperativista debe ser una guía filosófica e ideológica que rescate los principios y valores cooperativos en el marco del nuevo modelo, que rescate la transparencia y donde no caben intrigas ni pequeñeces.

NUEVO PLAN DE DESARROLLO ESTRATÉGICO

Con esa visión y con la consulta y análisis correcto sobre  la coyuntura, la posición, posibilidades y oportunidades del cooperativismo latinoamericano, la CCC-CA se dispone en el 2016 a iniciar un proceso que llevará al VII Congreso Estratégico del Cooperativismo Latinoamericano, a la adopción de un Plan de Desarrollo Estratégico 20016-2020 y posteriormente en el segundo semestre a la VII Convención COOPCIONES 2016 y la XVI Asamblea General Ordinaria de la CCC-CA.

Todas estas acciones requieren  el diálogo y la consideración colectiva y solidaria de factores, causas, efectos y resultados. De esta manera, las conclusiones reflejarán el conjunto de necesidades y soluciones desde el sector cooperativo.

Como instrumento de desarrollo y una real alternativa económica, social, política y cultural para las grandes mayorías, el nuevo cooperativismo debe construirse desde adentro, renovando su filosofía, estructuras, estilos y mecanismos, y desde afuera, analizando necesidades y construyendo opciones en todos los sectores económicos en que el cooperativismo puede intervenir para beneficio de sus comunidades, del progreso verdadero, del desarrollo económico y social local y el cumplimiento  con sus miembros y sus familias.

Para una mayor claridad conceptual son necesarios esfuerzos a través de la educación. La CC-CA lo considera de verdad, en la teoría y en la práctica, como uno de los principios cooperativos, intrínseco con su naturaleza.

Con ese compromiso, a través de sus programas, que ahora se instalan en los niveles de los países en conjunto con los Comités Nacionales, la Confederación transfiere conocimientos e instala capacidad en sus afiliadas.

Para lograrlo, basa su acción en la claridad conceptual que augura nuevos avances al cooperativismo como filosofía, como ideología, como movimiento y como sector. Es elemento vital para construir la nueva escuela cooperativista que abrirá puertas a un mayor desarrollo, progreso, calidad de vida y buen vivir.

CONSTRUYENDO EL FUTURO

El cooperativismo ha estado saliendo fortalecido de la crisis, frente a la falta de transparencia y a la evasión que hacen las empresas lucrativas de sus obligaciones tributarias, financieras y sociales. Incluso las cooperativas contribuyeron a subsanar deficiencias del Estado, haciendo aportes importantes a la estabilidad y gobernabilidad.

Corresponde a los políticos y a los poderes públicos reciprocar esta solidaridad reconociendo el valor de las cooperativas y cumpliendo con los deberes que la Recomendación 193 de la OIT impone sobre los Estados para promover y apoyar la acción cooperativa, no siempre cumplido con diligencia.

La CCC-CA compromete su palabra con evaluaciones continuas, auditorías y la proyección del cooperativismo como modelo de desarrollo local a emular y defender.

Estas tareas las asume la CCC-CA para beneficio de sus afiliadas y los movimientos cooperativos. Hubiese sido difícil para las cooperativas asumir por sí solas los mecanismos y altos costos de los procesos empresariales requeridos en este momento histórico.

RELACIÓN CON LAS AFILIADAS

La CCC-CA continuará acompañando a las afiliadas para elevar su capacidad para la identificación de nuevas estrategias que aseguren el desarrollo sostenible con una mayor productividad, competitividad y rentabilidad, que se reinviertan en la comunidad a las que sirven y con quienes comparten su vida y futuro, compuesta por seres humanos.

El compromiso es por tanto fortalecer un modelo cooperativo que dé respuestas a las comunidades y a las mayorías.

Su acción transfiere herramientas, instrumentos y conocimientos para que sus afiliadas prevalezcan y continúen siendo relevantes. Como  resultado se dinamiza y amplía su incidencia y se fortalecen  capacidades.

Si bien no sustituye el trabajo de los  entes nacionales, sino que contribuye a la integración y a las alianzas, no es ético que entes locales pretendan sustituir su trabajo regional, y menos aprovechando la acción, experiencia, aprendizaje y la plataforma que es la CCC-CA.

Se impone un verdadero y honesto pacto social entre niveles para que sea una ecuación ganar-ganar y las acciones se desarrollen en conjunto sin conflicto de fechas, temas o liderazgos.

El liderazgo de la CCC-CA le ha ganado credibilidad que le ha permitido abrir puertas y aceptar nuevos retos. Su firme compromiso es seguir adelante con el apoyo y respaldo de todas y todos los cooperativistas de la región.

Este esfuerzo es de todos y todas ustedes que, al igual que la dirigencia y nosotros, somos parte de este nuestro gran y sensible movimiento cooperativo latinoamericano.

Posteado en Noticias

28 enero, 2016

NUEVA AFILIADA DE PUERTO RICO

Con mucha alegría le damos la bienvenida a la Cooperativa de Ahorro y Crédito de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FEDECOOP) que recién se está incorporando a formar parte de la gran familia de afiiliadas.

Esperamos que este vínculo cada año se fortalezca más y sea una relación de muchos años.

BIENVENIDOS.

 

logo-para-slider

 

 

Posteado en Noticias

22 enero, 2016

Pasantía a MONDRAGÓN-España en Febrero

La CCC-CA tiene el agrado de invitarles a que nos acompañen en la Pasantía a MONDRAGÓN, España que se estará realizando del 15-20 de Febrero 2016,  no se pierda la oportunidad de vivir esta experiencia.

Inscríbase ya con tiempo, recuerde que es con Cupo Limitado.

 

PORTADA PASANTIA MONDRAGON 2016 CONVOCATORIA-1

 

 

Descargar  Convocatoria

Posteado en Noticias Destacadas